martes, 8 de septiembre de 2015

Emprender



Tu visión se tornará clara sólo cuando busques en tu corazón.
Quien busca afuera, sueña. Quien busca en su interior, despierta.
Carl Jung

Este fin de semana tuve la fortuna de asistir a un taller que impartió Robert Dilts (uno de los genios e iniciadores de la Programación Neurolingüística) en Guadalajara. Reencontrarme con maestros, alumnos y compañeros siempre me alegra y esta vez además le traía ganas al tema: “Factores de Éxito de la Siguiente Generación de Emprendedores”

¿Qué viene a tu mente al escuchar la palabra “emprender”? Lo primero en lo que yo pienso es: “aventura” y después “viaje”, “jornada” y “proyecto”. Sin duda ser emprendedor es ser aventurero.

Debo decirles que al término del fin de semana no sólo salí motivado, sino con algunas estrategias concretas para un par de proyectos que me tienen emocionado. Creo que es una buena idea compartirte las 7 estrategias para el éxito sustentable de Dilts (por cierto cada uno de estos factores da por lo menos para un artículo como este).

  1.  Una actitud mental óptima. Como siempre: todo empieza con la mente... pero ¿cuál es la actitud que practican los aventureros exitosos? Dilts nos invita a mantenernos centrados, abiertos, conscientes, conectados y curiosos.
  2. Un futuro claro y atrayente. En las empresas se habla mucho de visión (lo que aportará tu proyecto a un mundo mejor) y misión (tus razones profundas para esta aventura), si eso está claro entonces habrá que añadirles  PASIÓN. El viaje del emprendedor no es fácil y si no está lleno de pasión, el viaje será cortito (y triste, estresante o aburrido).
  3. Una ruta crítica hacia ese futuro. Si viajaras al futuro –cuando tu proyecto sea ya una realidad- y miraras hacia atrás ¿cuáles serían los 5 pasos más importantes que diste? Planear del futuro hacia el presente es algo que los emprendedores hacen bien.
  4. Alineación interna. ¿Tus creencias sobre ti mismo y sobre tu proyecto juegan a tu favor? Si puedes decir congruentemente las siguientes frases sobre tu proyecto: “es valioso”, “soy capaz de hacerlo realidad”, “conozco la ruta” y “voy a hacerlo” entonces no hay duda de tu alineación interna.
  5. Alianzas poderosas. Un buen emprendedor se reúne, aprende y comparte ideas con otros aventureros. Se parece más a alguno de los Avengers que al Llanero Solitario.
  6. Transformación de los obstáculos. Detrás de cada obstáculo hay una oportunidad, el emprendedor las busca y aprovecha. 
  7. Corrección dinámica del rumbo. El camino hacia el futuro deseado –hacia una empresa exitosa o un proyecto que mejore al mundo- es un camino cambiante, inestable. Los emprendedores lo saben y continuamente corrigen el rumbo.

En definitiva emprender no es sencillo, es una aventura arriesgada, es para soñadores, para valientes y apasionados. ¡Feliz día!

Sergio Hernández Ledward


y en twitter: @checoequis