viernes, 10 de octubre de 2014

Luna de sangre

La luna se pintó de rojo 
como si fuera un espejo, 
reflejo de fosas y manchas de sangre.

Se pintó de rojo
como herida de 43 puñaladas
como desangrando lento.

Roja de ira, de furia,
salvaje hermana nuestra
como embozada tras un paliacate
marchando en silencio.

Se le puso roja la cara de vergüenza
lastimada por aviones millonarios
dolida por la indiferencia.

Meztli se tiñó de sangre
como ofreciendo el corazón
a enloquecidos dioses de la muerte.

Duele la coincidencia.


Sergio Hernández Ledward
www.facebook.com/SergioHLedward