jueves, 15 de septiembre de 2016

¡Viva México! - mi versión del grito 2016

Gritar "Viva México" no es intrascendente. Es levantar la voz y tomar partido, es apostarle a que hay vida en la tierra, la gente, la historia y los sueños compartidos. Es creer que nuestro tejido multicolor todavía aguanta.

Va mi grito este septiembre. El México que quiero que viva.

¡Que vivan Guadalupe González, María Espinoza, Germán Sánchez, Ismael Hernández y Misael Rodríguez! Medallistas olímpicos en Río de Janeiro. Que vivan todos los que se esfuerzan y se entregan, los que no se vencen cuando el apoyo es poco. 

¡Que vivan nuestros 11 medallistas paralímpicos! ¡Que vivan Ángeles Ortiz, Luis Zepeda, Eduardo Ávila, Salvador Hernández, Amalia Pérez, Lenia Ruvalcaba, Jesús Castillo, Catalina Díaz, Edgar Navarro, Pedro Rangel y Rebeca Valenzuela! Que vivan los que la tienen más difícil y siguen soñando.

¡Que viva José! Guía de turistas en Calakmul, Campeche. Que viva su lengua zoque, su orgullo por la historia de su tierra y las manos que sostienen una tablet llenas de imágenes de estelas y palacios mayas.

¡Que vivan los padres Solalinde y Vera! Que vivan los rebeldes y generosos, los que se dedican a levantar la voz y tender la mano. ¡Que vivan las patronas veracruzanas, sus ollas de comida y su enorme corazón! ¡Que vivan todos los que nos enseñan a ser solidarios!

¡Que viva Carmen Aristegui y todos los periodistas críticos! ¡Que vivan los que terminan su tesis poniendo las comillas donde van! ¡Que vivan los que le abren la puerta de la casa a los amigos verdaderos!

¡Que vivan los migrantes! Los que se fueron y extrañan  tortillitas y salsas molcajeteadas. Los que van de paso y apenas sobreviven. Los que llegaron y se hicieron México: Colombianos, Argentinos, Libaneses, Judíos, Eslovacos...

¡Que viva el chavito celayense que se paró frente a la marcha! ¡Que vivan los que defienden a los que piensan, sienten y viven diferente! 
¡Que vivan los mexicanos que no les gusta el fut, los que no son guadalupanos, los que no comen chile! ¡También los que se echan su cascarita, los que visitan el Tepeyac y los que le entran al habanero! ¡Que vivan los que defienden su punto de vista, los que no se venden! ¡Que vivan los que escuchan con el corazón y la mente abierta!

¡Que vivan las gorditas de tierras negras, el agua de limón con chía y las alegrías de amaranto! ¡Que vivan Chava Flores, Jose Alfredo, Manzanero y hasta Juanga! 

¡Que vivan los profes! Los que se inconforman por causas justas. Los que ponen inteligencia y corazón al servicio de estudiantes de todas las edades y todos los colores.

¡Que viva México y los mexicanos! Los que sueñan y chambean, los que se cansaron de la tranza y la mordida, los que saben tender la mano, los que se indignan cuando deben, los que cantan, los que bailan, los que cuentan, los que juegan. ¡Que vivan los que saben que México no ha muerto! ¡Que vivan los que no saben rendirse! ¡Que vivan! Y que muchos nos inspiremos con su ejemplo.

Sergio Hernández Ledward - 15 de Septiembre de 2016